lunes, 4 de junio de 2012

El homenaje de los Alemanes a Chile : La Fuente Alemana


 Con la incipiente llegada de jóvenes españoles a buscar mejor fortuna por estos lados ; con la inmigración  permanente de latinoamericanos y con los siempre  aventureros estadounidenses  que deciden viajar al fin del mundo para aprender español , es que Santiago de Chile  cada vez se pone más cosmopolita.
La llegada de extranjeros no es ajena a este país , y menos a nuestra ciudad. Desde Pedro de Valdivia , un español con orígenes extremeños  ; y los miles de europeos que decidieron dejar su continente , más los cientos de asiáticos que comenzaron a llegar en la década de los ochentas ,es lo que le ha dado ese aire multicultural a nuestra ciudad.
Y todos , de una u otra manera , han dejado su huella en nuestro país ; ya sea en sus obras de arte, en su arquitectura , en su gastronomía  y en sus monumentos.
La Fuente Alemana es y ha sido una de las esculturas más características de nuestra ciudad. Se ubica en uno de los extremos de nuestro Parque Forestal ; algo así como nuestro pequeño “Central Park” en la ciudad de Nueva York o Parque Ciudad , en Buenos Aires .
Esta fuente , tan conocida por los Santiaguinos , fue el regalo que hizo la Colonia Alemana para el primer aniversario de la Independencia de Chile. Fue en el año 1910   cuando deciden regalarla  a la ciudad por los festejos que se realizarían para conmemorar dicho acto. Está  diseñada en bronce y piedra por el escultor Gustavo Eberlein, de reconocida fama en la Europa de principios del siglo XX.
La Fuente Alemana está llena de símbolos ; y representa, entre otras cosas ,el desarrollo del continente y el de nuestro país .En la proa se puede divisar la  Diosa Victoria , como metáfora de un país libre y triunfante y con el Dios Mercurio , como timonel del barco , quien lo libera de un peñón rocoso que representa a la Cordillera de Los Andes .
Por lo visto, los inmigrantes seguirán llegando de todos lados ; algunos de cerca , otros de muy lejos ; pero todos con la confianza de poder re-comenzar sus vidas en un país muy lejano , pero que ha sido forjado por ellos ; por sus nativos , y por esa mezcla que ha sido característica del pueblo chileno. Y Santiago , no deja de ser la excepción ; basta por darse una vuelta por el centro de la capital y verás lo cosmopolita que se está volviendo nuestra ciudad.
  

2 comentarios:

  1. En mi segun viaje por Santiago, me quedé mui cerca de la fuente. Extrañe el facto de muchas familias estaren jugando en el agua.

    Aqui en Brasil no hay ese costumbre. Cuando hay alguien jugando en el fuente, la persona vive en las calles...

    Lo que es extraño, considerando el calor de Río!

    Saludos e gracias por el comentário!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario,cuando vuelvas a Santiago, y necesites información nos escribes. Aquí es muy normal que los niños se metan a las piletas (aunque está prohibido) y aunque no tenemos los mismos calores de Río , en verano fácil podemos llegar a los 37º - 38 º , pero lo general es un calor de 30 , 34 grados . Un abrazo, felicitaciones por tu crónica sobre Santiago , y serás bienvenido siempre !!!

    ResponderEliminar